Oculta detrás de los árboles [libre]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: Oculta detrás de los árboles [libre]

Mensaje  Lawrence Lovegood el Dom Ene 10, 2010 9:35 pm

Miré a mi alrededor, donde todo lo que nos rodeaba era verde.

- Es un color muy acertado para alguien como usted, cierto, pero yo le habría asociado un rojo pasión. El mio es el blanco, aunque no lo uso para vestir demasiado, me gusta mucho. Los pasteles de nata, por ejemplo, da pena incluso tocarlos, verdad? Y en mi casa el color blanco está muy presente en la decoración.

Negué suavemente con la cabeza y fruncí el ceño, con gesto de interés ante lo que escuchaba. Había escuchado muchas historias acerca del alma, pero nunca aquella.

- ¿Usted lo cree? Si lo desea, puede ver mi alma, aunque no estoy seguro de conseguir encontrar la suya, pues posiblemente su alma esté entregada a estos bosques en estos momentos.- sonreí travieso.

Aunque me cohíbia su comentario acerca de mis ojos, intenté no parpadear para que pudiera mirarlos bien y a través de ellos que mi alma le contase algo más sobre mi.

- Su cabello es hermoso, Caroline. Es una verdadera lástima que las modas londinenses lo prefieran bien recogido y bajo un sombrero, pero estoy seguro de que su pelo no se dejará así como así y en muchas ocasiones algun mechón se escapa del aprieto.- aseguré, sin poder evitar imaginarla así.- Me alarma pensar que durante la inquisición se consideraba un símbolo demoniaco y mataban a muchos por ello. Observé como lo miraba y sonreí.- No, por Dios, no se lo corte. Es un detalle muy amabloe por su parte, pero no quisiera estropear el peinado. Esos mechones estarán mucho mejor en usted que en mi bolsillo.

Reí ante su invitación de acompañarme ella a mi. Desde luego me encontraba ante una dama muy peculiar y aquello ya no me sorprendia. Asentí con la cabeza en señal de aceptación. Después volví a ponerme serio cuando su mano rozó la mia.

- Es simplemente que me horririza verla tan triste, Caroline. Y me apena pensar que yo no la hubiese conocido antes para servirle de apoyo cuando peor lo pasó. Pero le aseguro que cuando vuelva a pensar en el pasado y ello la entristezca, yo estaré ahí para consolarla y conversar.

Apreté su mano y sonreí. Lo decía muy sinceramente y además era cosa del destino que viviesemos tan cerca. Una nota suya bastaria para presentarme en su hogar y hacerle compañia cuando ella quisiera.

Estoy seguro de que enrojecí cuando tomó mis manos y me dijo aquellas verdades. No el hecho de ser buen pianista, pues eso yo no lo podia saber, solo mi público, sino el hecho de ser ordenado. Lo cierto era que para mis cosas siempre tenia una meticulosidad especial.

- Me conoce demasiado. Estoy empezando a pensar que de veras es la reina de estos bosques, capaz de leer en mi pasado, presente y futuro.- sonreí.

Una vez me soltó acaricié una mano con la otra, distraido. Las manos de Caroline me habían dado algo de calor, pero ahora las volvia a tener heladas. Eché de menos mis guantes, que se habían quedado en el carruaje.

- Dios sabrá apreciar la buena fe de nuestras acciones y nuestra mentira no hará daño a nadie ni estará realizada con mala idea.- asentí.- Oh, me encantaria conocer a su madre lo más pronto posible. Y tendré cuidado si usted lo dice.- añadí sin saber exactamente por qué lo decia.- Está a punto de anochecer. Si quiere, podemos iniciar el camino.

Miré hacia el cielo del atardecer. Empezaba a hacer frio y pronto nos caeria la noche encima. No queria que la famlia Mayfar se preocupase demasiado.
avatar
Lawrence Lovegood

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 30/11/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oculta detrás de los árboles [libre]

Mensaje  Caroline Mayfar el Dom Ene 10, 2010 10:37 pm

El blanco, era un color muy bonito que en mi caso daba cierta paz y armonía, no recordaba tener muchas cosas de ese color en mi casa, la biblioteca de mi padre era marrón y tenía alguna que otra cosa de color rojo, quizá las paredes llenas de cuadros hechos por mis abuelas, hermanas, etc. Eran de color blanco, puesto que no lo recordaba bien, estaba casi segura que cuando llegará a mi casa me pondría a fijarme con cautela que podía llegar a tener blanco. Me mire el vestido y eso era blanco.

-Un hermoso color señor Lawrence, es una lástima que el blanco siempre suele ensuciarse con facilidad.

Me reí, y suponía que mi amigo tenía toda la razón, cuando me encontraba en el bosque lo más probable fuera que mi alma no se encontrará conmigo en esos momentos, si no más bien esparcida por todos los árboles, flores, cielo, etc. Por mi viviría allí, no necesitaba una casa ostentosa, simplemente la paz que emanaba el hermoso bosque. Agradecía el hecho de que nuestra casa no estuviera tan lejos de aquí.

-Tiene toda la razón, aunque puede tomar una flor y allí se encontrará mi alma, cuando se caiga una hojita será también una parte de esa. Así que la puede ver. Solamente hay que prestar demasiada atención.

Le dedique una sonrisa mientras ladeaba un poco el rostro. Lawrence era muy amable conmigo, no se había inmutado cuando le comente que a través de los ojos uno podía ver el alma de otro con facilidad. Realice una mueca y me encogí de hombros.

-De todas formas mi cabello es algo rebelde, así que es algo complicado siempre llevarlo recogido bien apretado.

Era uno de los tantos motivos por el cual no me gustaba ir a las fiestas, me dolía la cabeza al tener bien sujeto todos mis rizos, ya de por si mi mamá se ponía algo histérica cuando tenía que peinarme. Abrí bien grande los ojos con respecto a lo que me estaba contando, no me gustaba para nada el dolor y mucho menos que asesinaran a personas por el simple hecho de creerla una bruja.

-Entonces yo no estaría aquí señor Lawrence. Yo creo que mas de uno tiene un concepto de lo más errado con respecto a los colores. En algunas partes del mundo el negro significa luto, pero en otras culturas el blanco es luto. Es depende del contexto en donde se lo ubique. Quizá el infierno ni sea rojo.

Me encogí de hombros, en casa estaba prohibido hablar del diablo, demonio o Lucifer, para mamá solamente existía Dios y nadie más. Hice un leve movimiento con la mano, por fortuna, a pesar de que la pena siempre estuviera presente, yo no era de esas personas que demostraran con frecuencia sus sentimientos, ni malos ni buenos. Pero de todas formas sus palabras fueron un consuelo para mi.

-No se preocupe, que la tristeza a mi no me dura demasiado. Muchas gracias por sus palabras, está más que claro que cuando necesite un pañuelo lo llamaré a usted. Y espero que sea viceversa

Y eran sinceras mis palabras, si izamos a empezar una amistad y aquella era algo parecida a lo que decían los libros, un amigo debía apoyar al otro en situaciones difíciles. Le sonreí abiertamente cuando apretó mi mano, realmente me sentía muy feliz ¡Tenía un amigo!.
Me eché a reír, y me encogí de hombros.

-Solamente fueron suposiciones pero tal parece que acerté. No le diga a nadie que veo mas allá, no quiero que me confundan con una bruja, eso sería demasiado malo para...mi gallina.

Me reí, estaba casi segura que él no diría nada además era una cosa irrelevante, de todas formas no quería molestar a mis padres, ya me imaginaba yo si se corría el rumor de que la hija de Charles Mayfar era una bruja. Mi padre se echaría a reír y me felicitaría, así de raro era mi padre y mi madre...ya me la imaginaba armando una escena en la sala.
Si, de mi madre era la que tenía que tener más cuidado, aunque Lawrence era muy inteligente para caer en las trampas que mi madre le pondría. Alcé la vista y asentí con la cabeza, ya era hora de regresar a casa, había una visita que de seguro me estaría esperando.

-Si, mejor vamos. Esperaba que la visita que está en mi casa se hubiera marchado, pero lo dudo.

Me levanté del pasto y me sacudí el vestido, me tome el cabello y de la cintura saque una cinta blanca, sujete mi cabello rojo con un rodete que lo envolví con la cinta, tenía que llegar presentable a mi casa, aunque mi familia ya sabía como era yo, tome los zapatos y me los coloqué mientras me apoyaba contra la corteza del árbol.

-Bien...ya estoy lista ¿Usted señor Lovegood?

Lo miré y le dedique una sonrisa, jamás de los jamases me olvidaría aquel día en particular.
avatar
Caroline Mayfar

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 02/12/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oculta detrás de los árboles [libre]

Mensaje  Lawrence Lovegood el Lun Ene 11, 2010 10:02 pm

Observé su vestido. Ciertamente era blanco y se estaba ensuciando por la tierra, pero seguía siendo hermoso y le quedaba muy bien a ella. El contraste con su cabello era impresionante y daban ganas de dibujarla. Lástima que el don para la pintura que tenia mi madre no lo hubiese heredado yo.

- Nada que el jabón y los cuidados no puedan arreglar. Otras cosas pierden su tonalidad, pero el blanco sigue siendo blanco.- sonreí.- Y aunque deberia decirle que yo despliegue tanto su alma me quedaré esta hojita para conservar en mi casa parte de ella.- añadí mientras tomaba la misma hoja que le había quitado antes del cabello. Y sin más miramientos la escondí en el bolsillo del chaleco.

Asentí pensativo, volviendo a fijar mi vista en su pelo.

- Tiene toda la razón y quizás también exista alguna cultura donde el infierno no sea rojo. Por suerte hoy en día asociar colores no nos perjudica a nadie.

La mención de su gallina me hizo reir. De veras no me imaginaba una mascota así andando por una casa tan plácidamente. Me levanté lentamente y me abroché la chaqueta mientras ella se calzaba. Cogí mi bastón y le sonreí.

- Listo, señorita.- afirmé. Y le ofrecí mi brazo antes de empezar a andar.

(Cerrado)
avatar
Lawrence Lovegood

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 30/11/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Oculta detrás de los árboles [libre]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.